El regreso de los Bnei Menashe


Warning: Use of undefined constant full - assumed 'full' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/31/d383451364/htdocs/ebenezer/operacion-exodo.org/wordpress/wp-content/themes/flatpack/functions/post-view.php on line 37

Warning: Use of undefined constant attachment_id - assumed 'attachment_id' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/31/d383451364/htdocs/ebenezer/operacion-exodo.org/wordpress/wp-content/themes/flatpack/functions/post-view.php on line 38
1920

Ebenezer Operación Éxodo está apoyando el trabajo de una organización Judía, Shavei Israel, ayudando a la tribu Bnei Menashe a regresar a Israel después de muchos siglos de exilio en India.

Los Bnei Menashe, un grupo de más de 9.000 personas que viven en los estados fronterizos de Manipur y Mizoram en el Noreste de India, afirman ser descendentes de una de las diez tribus pérdidas de Israel que fueron exiliadas por el imperio Asirio hace más de 27 siglos. Sus antepasados deambularon por Asia Central y el Lejano Oriente durante los siglos antes de establecerse en India, a lo largo de las fronteras con Birmania y Bangladesh.

Durante su exilio, los Bnei Menashe continuaron practicando el Judaísmo, incluyendo la observación del Shabat, la comida kosher, la celebración de los festivales y la adherencia a las leyes de la pureza en la familia. Y continuaron alimentando el sueño de regresar a Israel algún día.

Un gran rabino en Israel los reconoció como una tribu perdida en 2005 y Shavei Israel ayudó alrededor de 1.700 miembros a trasladarse a Israel antes de que el gobierno dejara de concederles los visados. Últimamente el gobierno Israelí revocó aquella política y permitió que el remanente de los 7.200 Bnei Menashe inmigrase. Se concedidó permiso inmediato para que 274 lo hiciesen.

El primer grupo de 53 Judíos de los Bnei Menashe salieron de India el 24 de Diciembre de 2012. Fue uno de los actos más grandes de la fidelidad de Dios que he visto nunca. Algunos jóvenes del grupo con quienes hablé dijeron que siempre habían amado y anhelado Israel porque sus padres les habían enseñado que son Judíos y que Israel es su patria. Al vivir en la pobreza, muchas de estas personas no tenían esperanza de poner un pie en Israel. En el momento adecuado Dios les envió Shavei Israel, dirigido por Michael Freund: …aunque hayan sido llevados al lugar más apartado del mundo los recogeré’ (Nehemías 1:9).

Durante el año pasado hemos estado orando específicamente por su aliyá, proclamado en fe todas las profecías bíblicas sobre el aliyá del este. Para nosotros fue un día de mucha ilusión que estará siempre grabado en mi corazón mientras vimos el cumplimiento de las profecías ante nuestros ojos. Había muchas madres y aun más niños: “Entre ellos… la mujer que está encinta y a la que dio a luz. En gran compañía volverán acá. Irán con llanto” (Jeremías 31:8). ¡Había gozo y llanto!

Den gracias al Señor, porque él es bueno. Su gran amor perdura para siempre. Que lo digan los redimidos del Señor, a quienes redimió del poder del adversario, a quienes reunió de todos los países, de oriente y de occidente, del norte y del sur. – Salmos 107:1–3

Se gozaban y cantaban en el atobús de camino al aeropuerto. Nos sentimos tan privilegiados de estar con ellos. Fue una alegría verles recibir sus nuevos pasaportes y billetes. Yehoshua, uno de los Bnei Menashe que había emprendido su aliyá hace 10 años y que ahora es un oficial de seguridad en Israel, había venido desde allá para animar a sus hermanos que ahora estaban emprendiendo su aliyá. Quería que cada uno de ellos estuviera donde el está hoy y experimentase el gozo que él tiene. Había muchos intercesores de Operación Éxodo de rodillas mientras estas personas pasaban por el proceso de la inmigración. Todo fue sin problemas. El Señor de verdad estaba recogiendo a Sus dispersados — y Él promete cuidarlos como ‘un pastor a su rebaño’ (Jeremías 31:10).

Casi otros 225 miembros de la comunidad llegaron en las siguientes semanas. ¡El milagro de su aliyá ha empezado! Que continúe hasta que la tribu entera del Bnei Menashe llegue a Israel.