Dando Gloria a Su Nombre

2490

Veinticinco años: un cuarto de siglo y la definición comúnmente aceptada de una generación. En ambos casos en 2016 vemos a Operación Éxodo Ebenezer cruzando un umbral significativo.

En una reunión de oración en Jerusalén en enero de 1991, mientras Israel se protegía de un ataque de misiles del régimen de Saddam Hussein en Iraq, el Señor habló a Gustav Scheller diciéndole que ese era el momento de ayudar a traer al pueblo judío de vuelta a su hogar en Israel.

En ese extraordinario evento divinamente designado por Dios, nació Operación Éxodo. En la oficina de Gustav en Bournemouth, en Inglaterra, se iniciaron las tareas de facilitar las primeras expediciones para contactar al pueblo judío y los vuelos de aliyá compenzaron. La “zona de pesca” fue la antigua Unión Soviética, donde cientos de miles de judíos estaban listos para hacer aliyá.

… firmemente unidos a la cabeza. Por la acción de ésta, todo el cuerpo, sostenido y ajustado mediante las articulaciones y ligamentos, va creciendo como Dios quiere. – Colosenses 2:19

Allí muchos miles más esperaban que alguien fuera a sus pueblos a buscarlos, a recordarles que Israel sigue siendo su Tierra Prometida, que este es el tiempo para que ellos puedan hacer de Israel, su hogar y Ebenezer estuvo allí para ayudarles.

Los “pescadores” voluntarios salieron por toda Ucrania, Rusia, Asia Central y otros lugares. Después de los primeros vuelos de aliyá, una ruta marítima se abrió desde Odessa a Haifa. El pueblo judío empezó a navegar a casa, llevando una gran parte de sus pertenencias.

Así comenzó: desde una modesta oficina en Bournemouth a muchas bases que pronto se multiplicaron por toda la Antigua Unión Soviética. Localizar documentos y obtener visas era a menudo trabajo arduo y llevaba mucho tiempo, pero nuestro equipo perseveró.

Enlarge

el_mediterranean_sky
El Mediterranean Sky fue el primer barco usada por Ebenezer.

En barco o en avión ayudamos a los olim a emprender su viaje a Israel. En enero de este año calculamos que el número de personas que recibieron ayuda de Ebenezer desde sus inicios superan los 150.000.

Por la pura gracia de Dios Todopoderoso, seguimos en esta maravillosa obra para llevar a los exiliados de vuelta a su hogar en Israel. Nuestros “pescadores” también están activos en Europa, Estados Unidos y América Latina. En la actualidad, tenemos representantes en más de 50 naciones. En cada una de ellas tenemos la responsabilidad de levantar oración para la aliyá proclamando proféticamente a la iglesia los propósitos de Dios y brindar asistencia y ayuda humanitaria al pueblo judío donde y cuando la necesidad exista.

Enlarge

participantes_engage
Participantes de Engage:Israel.

Al cruzar el umbral de los 25 años nos detenemos un minuto y reflexionamos: ¿Quiénes somos? ¿Qué fuimos llamados a ser? Fuimos llamados y equipados para demostrar un amor desinteresado, dinámico y el poder restaurador de un Dios que es el redentor de Israel, el restaurador, el sanador, el que hace bien las cosas y quien siempre cumple Sus promesas.

Al ayudar al pueblo judío a retornar a su hogar, deseamos expresar y reflejar el carácter de Jesús, la Cabeza, a quien estamos sometidos. Nuestras relaciones con los demás deben ser como ligamentos y articulaciones sanas que proporcionan lazos de amor entre los muy diferentes miembros en funcionamiento en el Cuerpo de Cristo.

Nos aferramos a Jesús, la Cabeza, porque solo así nuestro crecimiento vendrá verdaderamente de DIOS — y ese es el único crecimiento que queremos tener. Solamente así podremos estar posicionados correctamente para cumplir con nuestro llamado: orar por el pueblo judío y ayudarles a regresar a su hogar desde todas las partes de la tierra.

¡Eso llevará gloria a Su Santo Nombre!